Contratos made in China o Contratos peligrosos

27 Ene Contratos Made In China o contratos peligrosos

Hace poco hemos realizado una visita con una persona de procedencia china que representa a una inmobiliaria que está afincada en Valencia desde hace años. El comercial oriental, muy simpático y hablando muy bien español acudió a la cita con una pareja con un niño en un carrito. Posteriormente me indicó que esta pareja era la propietaria de la inmobiliaria, cosa que no acabó de convencerme demasiado.
Durante la visita me dijo que ellos eran compradores reales, que tenían dinero y que querían cerrar la operación rápido para acudir al banco y para escriturar lo antes posible. De lo poco que sé de los chinos, es que no suelen ser rápidos tomando decisiones ni acuden a los bancos.
En resumidas cuentas, me ofrecieron un 16% menos del precio ofertado, en un piso que tres días después hemos cerrado con un descuento de mil euros (evidentemente estaba en precio como procuramos siempre). También me dijeron que me mandaban un contrato de reserva que había que firmar y que depositaban 1.000 € para que se los diese al propietario si firmaba el susodicho contrato de reserva.
Nosotros le indicamos que 1.000 € era poco para un contrato de arras y que no cogíamos dinero ajeno, que si el propietario accedía, se lo entregarían a él personalmente.
Una vez me manda el contrato que os adjunto me doy cuenta de la jugada de esta inmobiliaria. No se trata de un contrato de reserva (el cual no suele tener validez vinculante) tampoco de unas arras (que se trata de una reserva con penalizaciones) sino de un contrato de compraventa privado en firme con una paga y señal de 1.000 € y el resto aplazado sine die.

¡Mucho cuidado con este tipo de contratos! Significa que el propietario, al firmar el contrato, ha vendido su casa por unos míseros 1.000 € de señal, sin plazo de escritura, ni vencimiento del montante pendiente. Roza la estafa y es un contrato injusto, pero si los firmamos podemos meternos en un buen lío.

Os recomendamos siempre que consultéis con un profesional del sector, un abogado o vuestro Agente de la Propiedad Colegiado, ellos nunca os dejarían firmar este tipo de contratos.
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.